Originalmente publicado en Yojota en la red de redes:

Quizá ahora, cuando las miles de posibilidades que ofrece SSH han inundado nuestros sistemas Linux, olvidemos la controversia que ha rodeado a SSH desde sus orígenes.

“Apuesto a que un montón de gente no sabe que ssh 1.2.12 tiene una bonita licencia”, con esta frase escrita en un foro de mensajes, el grupo OpenSSH se daba a conocer.

SSH 1.2.12 fue desarrollado por un programador finlandés, Tatu Ylönen, que publicó su trabajo bajo una licencia libre. Pronto el éxito de su programa lo llevo a patentar la marca registrada “SSH™” y crear una empresa con fines comerciales. Las siguientes versiones dejaron de ser libres y se permitió su empleo únicamente para usos no comerciales. Los desarrolladores de OpenBSD se dieron cuenta de que su sistema operativo, centrado en la criptografía y seguridad, se quedaba “cojo” sin SSH. Además, las encuestas afirmaban que lo primero que la mayoría de usuarios…

Ver original 164 palabras más

About these ads