Es un juego muy entretenido y sobretodo, original. Me entraron ganas de probarlo, aunque al ser para Windows creí que no lo podría ejecutar en mi ordenador.

Tras buscar un poco, he visto que sí se puede instalar y jugar a Spore en mi Ubuntu. A continuación, explico los pasos que he seguido para hacerlo funcionar. Supongo que para otras distribuciones de Linux, el proceso será parecido.

La instalación del juego ha sido muy fácil gracias a PlayonLinux. ¿Qué es PlayonLinux? Es un asistente que nos ayuda a ejecutar aplicaciones para Windows en Linux, mediante Wine.

Gracias a PlayonLinux, no es necesario enredar en la configuración de Wine para hacer funcionar Spore (u otros) en Linux. Hasta ahora no había probado PlayonLinux, por lo que aproveche para utilizarlo al instalar Spore.

Asegurate de tener la última versión de Wine.

Lo primero, descargar PlayonLinux. Lo hacemos desde la sección de descargas de su web. Puedes instalarlo mediante un paquete deb, o bien añadiendolo a tus repositorios (sigue los pasos que indican en su web).

Una vez instalado, puedes abrir PlayonLinux desde el menú Aplicaciones > Juegos > PlayonLinux. En su web puedes ver un listado de aplicaciones en las que PlayonLinux nos sirve de asistente.

El siguiente paso es instalar Spore. Si tienes el cd del juego, introducelo y abre PlayonLinux. Si lo que tienes es una imagen iso de Spore, monta la imagen y a continuación abre PlayonLinux.

Puedes montar la imagen iso siguiendo los pasos indicados en esta web.

En PlayonLinux, pulsa sobre el botón Instalar. A continuación, ve al listado Games y selecciona Spore. Pulsa sobre Aplicar y se abrirá el asistente de instalación. Te pedirá que indiques dónde está el juego (selecciona el cd o la ubicación de la imagen iso montada).

Más adelante te pregunta si quieres instalar directx. En mi caso no ha sido necesario instalarlo. Cuando termines de instalar Spore, te aparecerá en la ventana de PlayonLinux. Seleccionalo y pulsa Lanzar para arrancar el juego.

Gracias a PlayonLinux instalar y jugar a Spore ha sido muy fácil. Una vez en el juego, sólo he tenido que ajustar la calidad de los gráficos para adaptarlo a la potencia de mi ordenador.

120 % Linux

Anuncios