Con la llegada del Apple Watch se termino de cerrar el círculo de todas las grandes compañías del sector que han presentado sus diferentes apuestas para el mercado de los smartwatch. En junio de 2000, IBM mostró un prototipo de un reloj de pulsera que correría el sistema operativo Linux. La versión original tenía sólo 6 horas de duración de batería, que se extendió posteriormente a 12. Contaba con 8 MB ​​de memoria y ejecutaba Kernel Linux 2.2. El dispositivo fue mejorado posteriormente con un acelerómetro, un mecanismo de vibración, y un sensor de huellas digitales. IBM comenzó a colaborar con Citizen Watch, para crear el “WatchPad”. El dispositivo contaba con software de calendario, Bluetooth, 8 MB ​​de DRAM y 16 MB de memoria flash. Citizen tenía la esperanza de comercializar el reloj a los estudiantes y hombres de negocios, sin embargo, el proyecto fue interrumpido en 2002.

Fuente Wikipedia