Este documental realizado por Norton y dirigido por Sean Dunne retrata la localidad rumana conocida como “Hackerville”, o “La ciudad más peligrosa en Internet”. Desde la prisión, hackers de sombrero negro, como Guccifer (nombre real), hablan de gusanos, virus, ingeniería social, robo de identidad y hasta del hackeo del correo electrónico de Hillary Clinton.